El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estás en: Inicio Medicina Estresantes Inmunológicos

Estresantes Inmunológicos
Jueves 09 de Febrero, 2012


Estresantes  Inmunológicos

La inmunodeficiencia adquirida antes del “boom” del SIDA ha tenido causas no contagiosas ni transmitidas por la sangre; las mismas fueron descritas por la literatura médica mucho antes de 1983, fecha memorable de su “descubrimiento”. La principal causa de inmunodeficiencia antes del sida era la malnutrición; el mismo Dr. Anthony Fauci uno de los editores de la medicina interna de Harrison  así lo reconocía para el caso de los países subdesarrollados y especialmente en el África.

Otra de las causas de inmunodeficiencia ampliamente descrita, es el uso de drogas para el tratamiento del cáncer conocida como quimioterapia; estas drogas no sólo destruyen las células cancerígenas sino que atacan la médula ósea, que es donde se forma el sistema inmunológico y afectan considerablemente el sistema digestivo, lo que agrava el proceso de malnutrición del paciente ya de por sí debilitado.

El abuso de medicamentos como los corticoesteroides y  algunos antibióticos deterioran el sistema inmunológico y digestivo, los antirretrovirales inhiben la división del supuesto virus del SIDA, pero también la división de las células de la médula ósea lo que pareciera ser un contrasentido, pues estamos tratando la inmunodeficiencia con un medicamento que  también destruye nuestro sistema inmunológico.

Las drogas recreacionales han sido descritas desde hace más de 10 años con efectos inmunosupresores como la aparición en los consumidores de: neumonías, estomatitis, fiebre de origen desconocido, otras enfermedades infecciosas.

Recientemente se habla de los factores estresantes inmunológicos. El inmunólogo suizo Dr. Alfred Hässig refiere que el estrés distorsiona las funciones inmunológicas. “Por un lado, se aumentan los linfocitos B, con un aumento de los anticuerpos acrecentando la posibilidad de falsos positivos a las pruebas del SIDA; por el otro, se inhibe la actuación de los linfocitos T, lo que frena el reciclaje de aproximadamente un billón de células que mueren diariamente; sobre este material pueden proliferar microorganismos como el pneumocystis carinii, cándida…, que afectan a la mayoría de los pacientes con SIDA.”

El Dr. Roberto Giraldo en su libro Sida y agentes estresantes, hace referencia al concepto de estresantes inmunológicos como: “Todos los estímulos externos que tienen la capacidad potencial de inducir respuesta al estrés en el sistema inmune, agentes físicos, químicos, biológicos, mentales y nutricionales”. Estos a su vez tienen diferencias importantes si se está en un país desarrollado o en un país pobre, por ejemplo con respecto a los estresantes químicos: “Hace 2 décadas se calculó que cada año se agregaban 1000 sustancias nuevas a las 70.000 ya existentes, en 1984 se estimó que se habían sintetizado unas 5.000.000 de sustancias químicas. Sólo en EEUU, en apenas 50 años se pasó de medio billón a 173 billones de kilogramos de sintéticos orgánicos derivados del carbón, petróleo y gas natural. En los países desarrollados se han creado más de 160 compañías farmacéuticas que esparcen sus negocios  y sus químicos potencialmente tóxicos por todos los rincones de la tierra.”  

En cambio en los países del tercer mundo como  los del África, América del Sur y del Caribe, que además de la contaminación propia y de otras naciones que los contaminan, padecen la pobreza e indigencia con la consecuente desesperanza, ansiedad, depresión, violencia y todos sus efectos para la salud como: predisposición a las enfermedades infecciosas, mentales, crónicas y degenerativas. La desnutrición, en estos países, para el año 2003, alcanzaba cifras que oscilaban entre el 75 % como en Angola y 14% para Colombia.

Los principales estresantes inmunológicos según grupo, son: QUÍMICOS: Alcohol  y abuso de drogas (intravenosas e inhaladas), cigarrillo, corticoesteroides, uso indiscriminado de antibióticos, antirretrovirales, quimioterapia, contaminación química. BIOLÓGICOS: semen, enfermedades de transmisión sexual (sífilis, gonorrea, herpes etc.), infecciones por hongos, virus, parásitos, bacterias. FÍSICOS: Radiaciones ionizantes y no ionizantes, ondas electromagnéticas, exposición excesiva a rayos solares. NUTRICIONALES: inadecuados hábitos alimenticios, consumo excesivo o déficit proteico calórico, productos enlatados, embutidos, margarinas, salsas, en general los alimentos procesados con preservativos o congelados por largos periodos.

MENTALES: Ansiedad, temor, depresión, frustración, desesperanza, pánico, en un mundo con aumento de: terrorismo, inseguridad, abuso, guerras, violencia, crímenes, suicidios.

 

Por Guillermo Lagos 
G.M.D. Ms - Salud Pública
Profesor Universidad Tecnológica de Pereira
Bibliografía
Roberto Giraldo, Sida y agentes estresantes. Ediciones U.de A. 2002 Medellín
www.robertogiraldo.com
Gerardo Sanchez, VIH/SIDA UNA GRAN MENTIRA, Editado por SIDA National Group, Miami, FL, EEUU.
Por Guillermo Lagos 
G.M.D. Ms - Salud Pública
Profesor Universidad Tecnológica de Pereira

Bibliografía
Roberto Giraldo, Sida y agentes estresantes. Ediciones U.de A. 2002 Medellínwww.robertogiraldo.comGerardo Sanchez, VIH/SIDA UNA GRAN MENTIRA, Editado por SIDA National Group, Miami, FL, EEUU.

 



  • Comentarios
  • 2139 Vistas


      


Todas las marcas registradas son propiedad de PORTAFOLIO CULTURAL. Se prohibe la reproducción total o parcial de los contenidos que aqui aparecen con su nombre, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular. © 2015 PORTAFOLIO CULTURAL
SingleClick Solutions